Ventajas de añadir un falso techo de pladur

Ventajas de añadir un falso techo de pladur

Los falsos techos de pladur son una tendencia, en la que cada vez los podemos encontrar en más casas. Se está convirtiendo en todo un estilo de decoración, ya que en el mercado se puede encontrar una gran variedad de materiales, dándole aspectos totalmente diferentes. Este material aparte de dar una estética elegante, tiene otros beneficios que te vamos a contar en este nuevo post de Varada. ¡Sigue leyendo y descubre todas las ventajas de estos falsos techos!

Las placas de pladur es el aislante perfecto para el hogar

Los techos de pladur es el elemento perfecto para aislar el hogar a niveles acústicos y térmicos. Esta manera eficaz de proteger la casa se puede resumir en mejorar el confort y en tener un ahorro energético bastante notorio. A los techos se le puede introducir cualquier tipo de aislamiento, pudiendo elegir el espesor que se necesite.

Al utilizar los falsos techos de pladur, se reduce la altura de la estancia, haciendo que el aire se caliente o se enfríe de manera más rápida y eficaz. Esto hará que las facturas de la luz se reduzcan debido al menor consumo energético que se produce.

Techos de pladur decorativos, un elemento necesario en la casa

La decoración de techos con pladur está siendo muy utilizada en la actualidad por los decoradores e interioristas. Está elaborado por una placa de pladur lisa y uniforme, dando una sensación de limpieza y modernidad, siendo las apropiadas para las decoraciones minimalistas. Este material se puede pintar en cualquier color, pudiendo tomar el aspecto que desee el propietario.

Los techos de pladur modernos se pueden utilizar con fines iluminatorios, pudiéndose introducir en ellos focos de luces LED. Estas aportarán una iluminación muy moderna y de bajo consumo. Se une ahorro energético y estilo, haciendo que tu casa luzca impecable y en consecuencia con el medio ambiente.

El pladur como protección contra la humedad y el fuego

Este elemento es perfecto para utilizarlo contra la humedad, ya que en zonas en las que están muy presentes, se pueden utilizar como protección. Para zonas como el baño es un elemento muy acertado, ya que mantiene la zona impecable. Las paredes de pladur también puede ser una opción de aislamiento para estos problemas con la humedad.

Al existir diferentes placas de pladur, se pueden instalar unos falsos techos resistentes al fuego, siendo fundamental en ciertos espacios como la cocina. En las estancias donde también existe gran carga eléctrica, sería muy aconsejable utilizar un pladur ignífugo para hacer el lugar más seguro.

Ya has podido comprobar que utilizar estos falsos techos te aportarán beneficios a tu hogar. Son fáciles de instalar, muy sencillos de mantener y encajan con todos los elementos decorativos de tus estancias. ¡Si quieres saber más, en Varada estaremos encantados de ayudarte!