¿Por qué las mamparas de ducha fijas son mejores que las correderas?

¿Por qué las mamparas de ducha fijas son mejores que las correderas?

¿Mamparas de ducha fijas o correderas? ¡Menuda decisión! A la hora de elegir una mampara de ducha hay tanta variedad que es muy habitual sentirse un poco perdido. ¿Qué apertura? ¿De vidrio o mejor acrílica? ¿Con o sin perfil? ¡Ni los filósofos tenían tantas incógnitas!

Y todo ello sin perder de vista el espacio del cuarto de baño, nuestras necesidades personales o el presupuesto estipulado. Pero que no cunda el pánico, hoy en Varada te damos las claves sobre estas mamparas tan populares. ¡Es cuestión de seguir leyendo!

¿Por qué son tan exitosas las mamparas fijas de ducha?

Las mamparas fijas para ducha se basan en un sencillo panel de cristal que cierra solamente parte del sitio, pero lo suficiente para evitar que el agua se alga y pueda salpicar. ¡Así de simple! Sin embargo, son los modelos más populares en cuartos de baño. ¿Los motivos?

Las mamparas fijas son muy atractivas, estando presentes en baños de hoteles y spas, por lo que se identifican con ambientes minimalistas y que incitan al relax. Por otro lado, son más duraderas y seguras, pues los vidrios suelen ser de mayor grosor y no hace falta mover el cristal para acceder.

Por último, son bastante sencillas de limpiar y en casos de niños y personas mayores ofrecen una gran accesibilidad si además contamos con platos de ducha planos.

¿Qué nos ofrecen las mamparas de ducha correderas?

En el otro lado del ring tenemos las mamparas correderas de ducha, las cuales constan, al menos, de una hoja fija y una corredera. Estas se deslizan sobre un carril, aunque muchas veces son tan minimalistas que ni tienen perfiles.
Además, su diseño es de lo más versátil, llegando a encontrar mamparas de ducha con hasta tres puertas correderas, generando un gran espacio de entrada ideal para las familias.

Entre sus ventajas podemos mencionar que son herméticas y mantienen la temperatura interior perfectamente. Por otro lado, son muy estancas cuando no hay perfil inferior, evitando filtraciones y salpicaduras. Según su diseño pueden ofrecer mayor funcionalidad e incluso intimidad.

Entonces, ¿qué mampara de ducha instalar en mi baño?

Ahora que conoces todo sobre ambos modelos, habrás podido comprobar que son perfectos tanto en baños pequeños como en aquellos de mayor espacio. Además, admiten obstáculos cerca como muebles de baño, sanitarios, lavabos…

Nosotros recomendamos las mamparas fijas de ducha en caso de convivir con personas mayores, pues son más accesibles y están adaptadas para personas con más dificultades en movilidad. En cambio, en el caso de familias con niños, la mampara de ducha corredera es muy eficaz, pudiendo asistir mejor e impidiendo fugas de agua.

¿Y tú por cual te decantas? ¿Necesitas de la ayuda de expertos para reformar tu ducha o baño? ¡En Varada estaremos encantados de ayudarte en el proceso y en tiempo récord!