Elementos que añadir a tu baño compartido

Elementos que añadir a tu baño compartido

Hoy en día es una práctica totalmente habitual compartir el baño a la vez. Y no es de extrañar, no todas las casas cuentan con dos de estas estancias o, simplemente, la familia decide acudir en manada por su propio ritmo de vida. Pero, claro, no siempre se dispone del tiempo necesario para esperar a que todos los miembros acaben de utilizarlo. En este sentido, hoy en Varada te traemos unos elementos indispensables que añadir a tu baño compartido para amortizarlo en conjunto. ¡Vamos a ello!

El doble lavabo, la solución al baño compartido

A no ser que tu baño compartido sea tan pequeño que no quepa un doble lavabo o un mueble con doble seno, no puedes perderte esta pieza. ¿Los motivos? Siempre existe esa posibilidad de que algún miembro de la familia tenga la misma necesidad que tú de lavarse los dientes, maquillarse, peinarse o realizar cualquier otra tarea de higiene al mismo tiempo.

Y, claro, lo mejor para optimizar el tiempo es el doble lavabo, evitando así posibles conflictos (especialmente entre los más pequeños). Si no hay sitio para esta alternativa, deberías procurar que la encimera sea lo más grande posible. De este modo, mientras uno hace uso del lavabo, el otro puede dedicarse a otras tareas.

A más personas, más espacio de almacenaje

Otra de las características imprescindibles de las que debe disponer todo baño compartido es la optimización del mismo a través de espacio de almacenaje. Cada miembro de la casa tiene sus propios artículos y, claro, lo ideal por el bien de todos es que cada uno disponga de un rincón propio.

Respecto a este tema, basta con añadir un gran mueble, ya sea bajo el lavabo, ubicado en un sitio ocupado solo por él o suspendido (una de las mejores opciones). Asignar un cajón para cada uno de los presentes y, en caso de no disponer de tantos, dividid el espacio.

Otros muebles que ayudan a mantener el orden y un correcto almacenaje son los auxiliares de baño como cestas, toalleros, estanterías…

Si tienes la posibilidad, divide el baño compartido

Puede que sea compartido, pero eso no significa que deba serlo en exceso. Si cuentas con los metros suficientes para aislar el inodoro del resto del cuarto de baño, ¡estupendo! Así todos podréis hacer vuestras necesidades sin que nadie se incomode por el olor o la vista. Además, escondemos la parte menos estética de la estancia.

El baño compartido debe tener buena ventilación

Todos los baños han de tener una correcta ventilación, es una característica imprescindible. No obstante, en los espacios compartidos se vuelve obligatoria, pues aumenta la acumulación de moho y bacterias. Un extractor de aire y una correcta ventilación natural a través de una ventana acabarán con los problemas.

Evidentemente, a todo lo anterior hay que sumarle una coherencia en la línea estética y decorativa. Si estás pensando en darle un nuevo aire a tu baño compartido, contáctanos. ¡En Varada conseguiremos lo que deseas en tiempo récord y en las mejores calidades!