Cómo tener un baño cálido durante los meses de invierno

Cómo tener un baño cálido durante los meses de invierno

Ducharse con agua caliente en invierno es un placer. Sin embargo, lo peor viene cuando hay que salir de la ducha y se contrasta con la temperatura ambiente que hay en el cuarto de baño. Por ello, muchas personas sienten pereza a la hora de darse una ducha o bañarse durante estos meses de frío. Sin embargo, en Varada te traemos los tips necesarios para tener un baño cálido a pesar de la temporada. ¡No te pierdas nada!

Pasos para un cuarto de baño cálido en invierno

Partiendo de la base de que cuentas con un cuarto de baño con ventana de aluminio y doble acristalamiento, o incluso de madera, que esté sellada con masilla y protectores de espuma para evitar que el calor se escape, existen otras muchas opciones para mantener esta estancia confortable y cálida cada vez que necesitamos asearnos.

Un ejemplo de ello es cambiar el mango por una columna de ducha. La razón de esto es porque el vapor caliente que generan hará que aumente la temperatura y la razón del por qué cambiarlo es para colocar un modelo que sea de bajo consumo, permitiéndote no desperdiciar agua.

Un calefactor para un baño cálido

Otra de las opciones que puedes barajar es colocar un pequeño calefactor. Esta alternativa siempre es una buena idea. En este caso, te recomendamos strong>uno de aire caliente mejor que el tradicional radiador de incandescencia. Si bien es cierto que ambos cumplen con creces la misión de ofrecer calidez en el espacio, el de incandescencia consume bastante luz. Por su parte, el modelo aconsejado, aunque también tiene una resistencia, consigue secar el medio ambiente y crear una atmósfera agradable.

Y, ¿por qué no instalar un calentador de toallas?

Si quieres matar dos pájaros de un tiro, ¿por qué no prescindir de los calefactores y radiadores e instalar un secador/calentador de toallas? Su propio calor, además de ofrecernos un artículo de lo más cómodo y confortable al salir de la ducha, hará que la temperatura permanezca a unos niveles agradables.

La madera en superficies y muebles de baño

Por último, pero no menos importante, otra opción interesante a barajar para mantener un baño cálido durante los meses de invierno es realizar una pequeña reforma de baño e instalar suelo de madera tratada o de tarima flotante. Gracias a estos materiales conseguirás que la sensación térmica sea más alta que si tienes gres.

El poder de la madera también se traslada a los muebles de baño, aportando un toque cálido y hogareño. Además, es un material muy resistente a la humedad que encaja a la perfección en cualquier estilo.

Desde Varada esperamos haberte sido de ayuda a la hora de preparar el cuarto de baño para los meses de frío. Si estás pensando en añadir alguno de estos elementos o quieres reformar la estancia, contáctanos. ¡Estaremos encantados de ayudarte!